LA HISTORIA DE MI NOMBRE

La mayoría de mis amigos de la escuela y el trabajo me conocen por el nombre Julia, lo mismo es verdad para cualquier persona que he conocido a través de redes profesionales o fuera de mi familia. Sin embargo, para mi familia, si buscas a Julia, no te dirigirán hacia mí, te dirigirían a mi abuela paterna. La verdad es que no sabía que mi nombre es Julia hasta que yo era un poco mayor, probablemente tenia seis o siete años, tal vez era más joven, no recuerdo la edad exacta. Lo que sí recuerdo, es que rechacé y negué que mi nombre era Julia y estuve determinada a cambiar la realidad de que mi nombre era Julia. Pero me estoy adelantando un poco, déjame darte un poco de contexto.

Tal vez sea un concepto de la cultura Dominicana, o no, ya que no todos los Dominicanos tienen uno, pero muchos Dominicanos crecen con seudónimos. No quiero llamar estos nombres apodos porque estos seudónimos llegan a formar parte de la identidad de la persona y quién la persona es. Por ejemplo, crecí siendo llamada Ruth, Ruth Esther o Ruthie. Al crecer todos los que me conocían me llamaban uno de estos nombres, familia, amigos, conocidos, e incluso maestros. Pueden comenzar a tener una idea de lo que sentí al aprender que este no era mi nombre. Mi madre me dice que este es el nombre que ella quería que yo tuviera (legalmente). Ella ha expresado varias veces que al crecer en un hogar religioso, ella llego a memorizar y leer muchas de las historias y lecciones en la biblia. Expresó, que de todas las historias en la Biblia, el libro de Ruth y Esther eran sus favoritos y por eso ella quería nombrarme Ruth Esther, por que esas historias son importantes para ella. Desafortunadamente para mi madre, mi padre eligió un nombre más familiar, por lo tanto, fui nombrada Julia Paulina. Pueden tener en cuenta que este puede ser otro concepto de la cultura Dominicana, ya que la mayoría de personas tienen un nombre, un segundo nombre y dos apellidos, paterno y materno, respectivamente. Aunque mi papa me declaro como Julia Paulina, el nunca me llamó Julia, su “apodo” para mí siempre ha sido Julissa, y hasta el día de hoy el me llama así (esta es otra historia para más tarde, otra identidad que explorar).

Ahora, imagínate, tener seis, siete años o menos y enterarte por medio de otros familiares de que tu nombre es Julia y no Ruth. Mi primera reacción fue completamente negar toda relación con el nombre Julia. Yo estaba sorprendida y tenia que buscar afirmación de esta gran noticia. En ese momento necesitaba la afirmación de la única persona que podría decirme la verdad en este momento, mi abuela Julia. Abuela Julia dudó en confirmar tal realidad, pero cuando lo hizo, no le creí. Entonces necesitaba afirmación de mi mama, la llame por teléfono y le pedí que me dijera la verdad, cual de los dos es mi nombre. Le dije que yo no era Julia, que yo era Ruth, y no había manera de cambiar eso. En el momento que ella confirmo que mi nombre es Julia, sentí mi identidad robada, yo no podía ser Julia, todo parecía una mentira, un juego (imagínense la angustia en la cual debí de haber estado, y mas a esa edad). Honestamente, a mi nunca me gustó el nombre Julia, lo renegaba. Posiblemente fue por la forma en que descubrí que Julia era mi nombre legal, o tal vez fue porque significaba que ya no podía ser Ruth o Ruth Esther. Eso no lo sabré, pero se que siempre reconoceré los sentimientos asociados con esta experiencia.

Al poco tiempo de aprender la verdad sobre mi nombre me mude de la casa de mi abuela a la casa de mi tío (la mudanza fue por razones completamente no relacionadas con esta historia, esa historia vendrá mas tarde), entonces mis sentimientos hacia mi nombre ‘Julia’ empezaron a cambiar. Todas las personas que me conocían no me llamaban Ruth, muchas empezaron a llamarme Julia, especialmente en la escuela. El cambio personal más grande ocurrió cuando me mudé a los Estados Unidos, todos fuera de casa sabían que mi nombre era Julia y me conocen como Julia. Hoy, todos en mi familia directa y algunos amigos cercanos me llaman Ruth o Ruth Esther o Ruthie. Todas las otras personas me conocen como Julia. Eso si, no se deje engañar por esto, a mi me disgustó tanto saber que mi nombre no era Ruth que dure años decidida a cambiar mi nombre una vez que cumpliera 18 años. Sin embargo, no lo cambié porque Julia se estaba convirtiendo en una parte de quien yo era en ese momento y no quería deshacerme de esa identidad o versión de quién ya, yo era.

Hoy entiendo de dónde vino mi reacción negativa hacia el nombre Julia, vino del hecho de que no había desarrollado una identidad como Julia cuando tenía siete años, cuando la única Julia que conocía era mi abuela. En ese entonces, mi identidad estaba desarrollada con el nombre Ruth. Me ha llevado años aceptar, crear una identidad y presentarme con confianza como (Julia – pronunciación en Español o en Ingles). Para ser honesta, todavía estoy tratando de decidir que pronunciación prefiero que usen otras personas cuando mencionan mi nombre. Admito, que por el momento todavía estoy tratando de averiguar si tengo una preferencia, pero por ahora he hecho mi paz con mi nombre. Hoy en día, cada vez que conozco a alguien, con mucho gusto me presento como Julia y estoy feliz de hacerles saber quién soy, si soy Julia, Ruth, Ruth Esther, o Ruthie. En el fondo, todos tenemos múltiples identidades las cuales son proveídas por los que nos rodean, pero al final del día, depende de nosotros crear una identidad propia, y no copiar una identidad de otra persona.

Esta ha sido mi trayectoria al aceptar todos mis nombres como parte quien soy, como parte de mi identidad. Muchas gracias por leer, espero que te hayas relacionado con mi historia o que hayas aprendido algo nuevo sobre mí, o mi cultura. No dudes en compartir con amigos y familiares que pueden identificarse con esta historia. Hasta la próxima, y recuerda Live. Learn. Soar!

XO – Julia (pronunciación en español)

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s

Create a website or blog at WordPress.com

Up ↑

%d bloggers like this: